De animales muertos a hermosas piezas ¡increíble!

Ana, es la creadora de “Mercurio” una línea de accesorios que nos llamó la atención desde el primer momento por su originalidad y mística. ¿Quieres conocer quién está detrás de estas piezas increíbles? Acompáñanos en esta entrevista

¿Cómo nace este concepto de hacer tus piezas con elementos de animales muertos?
Bueno en si este proyecto no surgió como tal directamente en un proyecto o un negocio que yo quisiera hacer. Empecé cuando mi atención se centró en las mariposas por un libro de ciencia que había comprado cuando recién entre a la universidad a estudiar biología. Empecé a estudiar mucho sobre mariposas e incluso a coleccionarlas para lo cual tenía que capturarlas, sacrificarlas y añadirlas a mi colección científica personal. La verdad es que siempre he tenido un corazón muy “blando” cuando se trata de los animales y la naturaleza, en cierta forma no me sentía del todo bien al tener que matar a las mariposas para solo tenerlas en una colección. Deje de capturarlas pero no de observarlas, estudiarlas y también veía como aquellas mariposas que había capturado quedaban en el olvido sin vida o por lo menos siempre lo vi de esa manera. Conseguí unos frascos de cristal donde fui metiendo alas o mariposas enteras y las mostré a mi familia y amigos, a todos les gustó mucho la idea así que de esa manera fue cuando empezó todo. Con el paso de los años he añadido más cosas a las piezas que hago, desde mariposas, plumas, dientes, huesos, cráneos, minerales hasta incluso órganos como corazones.

Mercurio es un concepto único y nos encanta… pero dicho en tus palabras, ¿Por qué las personas tienen que darse la oportunidad de tener una pieza como las que haces?
Cada pieza es completamente hecha a mano, todas las piezas pasan por mis manos desde la colecta, revisión, limpieza, elaboración hasta el envió. Todos requieren un tiempo específico y diferente de elaboración. Cada pieza lleva no solo la esencia de un ser que vivió libremente hasta su último día sino también lleva parte de mi tiempo y de mi propia alma, no solo es el hecho de obtener dinero de las piezas que hago, nunca la vi de esa manera pero ahora con el paso del tiempo este se ha convertido en mi trabajo lo cual es increíble porque disfruto mucho haciendo esto y a las personas les maravilla mucho. Mi meta siempre fue la forma en cómo lograr y hacer trascender una vida finalizada a una nueva forma de existencia. Realizo trabajos con mascotas fallecidas y son de las cosas más bellas para mí, que alguien pueda confirme un recuerdo tan especial, incluso con los animales que no fueron mascotas de nadie, poder conseguirles una persona que apreciara esa pieza única es demasiado gratificante para mí. Agradezco siempre a todas las personas que admiran y se fascinan con mi trabajo, llenan mi alma de felicidad!

¿Alguna anécdota o vivencia que recuerdes de tener que usar como materia prima animales muertos?
Tengo hasta ahora muchas anécdotas sobre mi trabajo. Desde que empecé deje muy claro que no mataría a ningún animal para nada de lo que hago, no obtendría ningún tipo de beneficio quitándole la vida a ninguna criatura. Muchas veces he sentido una conexión increíble con la naturaleza cuando salgo a hacer mis colectas (las colectas consisten en ir a explorar a lugares con mucha vegetación para buscar restos de insectos, animales, plumas, etc). Anécdotas tengo muchas pero sin duda las que más recuerdo son las veces que me he encontrado con animales salvajes, serpientes por ejemplo, una vez iba caminando entre el monte ya de salida cuando estuve a punto de aplastar a una boa como de unos dos metros que estaba enrollada justo enfrente de mí, en otra ocasión también estuve a punto de aplastar a una serpiente venenosa de no haber sido por un amigo que me acompañaba ese día quien fue que la vio. Haciendo colectas también me toco estar sentada una vez descansando a bajo de un árbol cuando escuche que algo se acercaba a mí, resultó ser un grisón que pasó demasiado cerca, me miro y siguió su camino. Una vez buscando restos de mariposas me tocó ver un colibrí que volaba cerca de unas flores, saqué mi celular para grabarlo y el colibrí se acercó demasiado, justo enfrente a mí porque al parecer le dio curiosidad el aparato extraño con el que lo grababa. He tenido vivencias maravillosas haciendo mi trabajo.

¿Cuántos tiempo llevas haciendo esto y hasta que lugares tus piezas han llegado?
Llevo cinco años haciendo esto. Ya han llegado a varios estados de la república mexicana como; Mérida, Quintana Roo, Puebla, Chiapas, Guadalajara, Ciudad de México, Sinaloa entre otros. Lo más lejos que ha estado alguno de mis accesorios es en Canadá y otros collares que se llevaron de vacaciones hasta el Medio Oriente y Asia.  He recibido varios mensajes de personas en Sudamérica que quieren mis piezas pero no contaba con envíos fuera del país, ahora cuento con envíos a todo el mundo.

¿Cuál es tu meta con todo esto? ¿hasta dónde piensas llegar?
Mi meta es seguir con todo esto que ya he creado, expandirlo a más estados y países. Hasta ahora todo lo que hago ha sido aprendido por mi propia cuenta, no he tomado clases de joyería ni nada y una de mis metas es tomar cursos e ir a escuelas para aprender más, crear más piezas con acabados aún mejores. Me gustaría también tomar algún curso de marketing y con el paso del tiempo también poder tener mi tienda física para que mis clientes puedan ver mejor mis accesorios. 

¿el reto más difícil al que te has expuesto en este trabajo?
Acomodar mis tiempos sería el mayor reto. Aún estoy estudiando la universidad que ya pronto terminaré y aunque mi trabajo lo realice desde casa aun así debo de dedicarle muchas horas. En todo lo que hago solo hay una persona para todas las actividades que soy yo, como la atención a los clientes, publicidad, fotografías, colectas, limpieza, entregas, envíos y aparte de todo eso llevar mi vida personal es a veces bastante complicado.

Mensaje a quienes a diferencia de ti, tienen miedo de construir su propia visión de vida:  
Que encuentren algo que les guste muchísimo y que puedan ofrecer a otras personas. Si encuentras tu pasión y la conviertes en un trabajo no sentirás ningún día pesado o como una obligación. No importa el tiempo que te tome llegar a eso, la paciencia es fundamental y así encontrarás lo que realmente te gusta y quieres para tu vida.

Como puedes ver esta increíble artista, tiene un estilo único y nos encanta de principio a fin en todo lo que hace. ¿desde dónde lees esta nota? Puedes tener una de sus hermosas y únicas piezas en cualquier parte del mundo, así que si te interesa y quieres mirar más de cerca, aquí te dejamos su instagram para que la sigas y estés al pendiente de todos sus productos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *